DISTRIBUIDORES

* Complete todos los campos

CLUB MAESTRO

* Complete todos los campos

¿Conoces los peligros del uso excesivo de dispositivos tecnológicos en el desarrollo de tus pequeños?

Blog Single

“Querido Papa Noel: este año quisiera que me traigas un smartphone o una tablet... ah, y un playstation, el último por favor. Me cuentas ¿ya?. Besito!”

¿Tus hijos se pasan varias horas al día entre uno u otro aparato electrónico?

Seguro tienes mil cosas que atender, todas tu sola y todas al mismo tiempo y entonces esta parece una forma de tenerlos tranquilos, en casa, en silencio y seguros. ¡Eureka! encontraste la solución. Pero la realidad es que estas actividades sin supervisión y sin límites, están haciéndole daño a tus niños. Y el daño es más grande de lo que imaginas y en algunos casos, irreversible.

Los niños pequeños (y los no tan pequeños) necesitan de la interacción con otros como ellos para desarrollar sus habilidades sociales, motoras y emocionales. Necesitan de la conversación y del uso del lenguaje para reforzar conocimientos y afianzar su personalidad. Deben vivir las situaciones en vivo y en directo, pues la realidad virtual  que les ofrece la tecnología está llena de acontecimientos poco verosímiles y en muchos casos, negativos.

¿Conoces los peligros del uso excesivo de dispositivos tecnológicos en el desarrollo de tus pequeños?

Volcar toda su atención en un aparato electrónico los aísla del mundo del que deben participar, el que seguro les brindará grandes beneficios a lo largo de su desarrollo si están atentos a él.  Niños y padres deben estar presentes en la vida que comparten, en las conversaciones de sobremesa, en los momentos en los que van en el auto y, aunque no puedan verse a los ojos, se escucharán con verdadero interés, de lo contrario la relación familiar es pobre, ficticia o simplemente inexistente.

Pero lo  cierto es que no solo existen razones de tipo parental para restringir y controlar el uso de de tablets, laptops, plataformas de juego digital o smartphones, sino que la ciencia ha determinado una serie de daños que se presentan a la par del uso indiscriminado de la tecnología, como por ejemplo:

 

  1. El uso excesivo de aparatos electrónicos aumenta el riesgo de miopía y fatiga visual en los niños. En un escenario ideal, tendrías todo el  tiempo del mundo para dedicarte a tus hijos, pero la realidad moderna te obliga a hacer todo rápido y poco complicado, así que no es raro que las familias recurran al uso de estos aparatos para ocupar el tiempo de los niños, por lo que los expertos recomiendan: uso moderado de estos dispositivos,  una correcta iluminación de los espacios donde se utilizan, descansar la vista observando objetos lejanos y visitas frecuentes a oftalmólogos para detectar a tiempo un problema de visión.
  2. ¡Postura incorrecta! Seguro has visto a los niños pegados al celu de mamá: doblados, chuecos, sin ángulo. Según estudios en  Universidades de California y Toronto, la mala postura hace a los niños débiles físicamente, los vuelve temerosos, les resta energía, agudiza las deficiencias respiratorias y el mal funcionamiento de los órganos internos, además de producir dolores y fatiga.
  3. Problemas de conducta. Muchas veces los videojuego contienen gran cantidad de violencia simulada que en un consumo excesivo en los niños y sin orientación ni límites por parte de un adulto, puede generar inmunidad a la violencia real, generando comportamientos agresivos y violentos con otros niños, adultos y figuras de autoridad, llegando a distorsionar por completo la percepción de la realidad, ocacionando que un niño de 12 años  hable de muerte, zombis, asesinatos y sangre con total normalidad y placer.
  4. Inteligencia social y emocional. La falta de herramientas al relacionarse con otros niños en espacios abiertos o escenarios reales, es también un problema cada  vez más común en los niños pequeños, pues dedican gran cantidad de su día a mirar una pantalla que hace todo el trabajo por ellos. Un niño debe sentir curiosidad por el mundo allá afuera, por las personas que se cruzan en su camino, por los estímulos sensoriales que suceden a cada momento en el universo que los acoge y tienen que saber que la vida es atractiva fuera de la pantalla que sólo los limita en su interacción con sus pares y los convierte en simples espectadores de la vida que les  corresponde vivir.
  5. La constante comunicación sin real conección a través de mensajes de texto, hace que los niños y adolescentes pierdan noción del tiempo y a su vez pierdan horas de sueño. La falta de descanso evita el adecuado desarrollo del cerebro y sus funciones  , así como el crecimiento correspondiente a su edad. En casos extremos esta comunicación impersonal puede llegar a generar sentimientos de soledad extrema e incluso depresión.
  6. El uso y consumo constante y desmedido de imágenes en aparatos tecnológicos, puede ser un detonante en enfermedades o condiciones neurológicas preexistentes. Si crees que tus hijos podrían ser uno de esos niños, consulta a tu médico sobre esta preocupación.


¿Conoces los peligros del uso excesivo de dispositivos tecnológicos en el desarrollo de tus pequeños?

Finalmente no se trata de satanizar ningún objeto o tecnología pues, sin duda, son parte del tiempo en el que les ha tocado vivir y pueden ser una herramienta para crear grandes cosas o permitir grandes descubrimientos, pero es necesario que cada nuevo objeto o información que reciban tus hijos, sea adecuada para su edad y la etapa en la que se encuentran. Pero sobre todo es vital que tu conozcas lo que sucede con ellos y puedas dedicarles tiempo de calidad para ayudarlos a obtener el mayor provecho de cada cosa que suceda en sus vidas o dispositivo tecnológico que caiga en sus manitos.