DISTRIBUIDORES

* Complete todos los campos

CLUB MAESTRO

* Complete todos los campos

5 recomendaciones que toda mujer debe seguir después de ser madre

Blog Single

Día a día las mujeres demostramos que nos deselvonvemos perfectamente en diferentes facetas al mismo tiempo, pero la más importante de todas tal vez sea y será la faceta de madre (por supuesto, para las que optamos por la opción de serlo). Sin embargo, eso no significa que descuidemos otras facetas que nos completan como mujeres y como seres humanos. Por ello, con la intención que desempeñes ambos roles a la perfección, te compartimos algunas recomendaciones. 

Somos mamás desde que nuestros hijos están en el vientre, pero esos nueve meses son una etapa de transición para lo que será nuestro más grande rol y el que desempeñaremos toda la vida. Una vez que damos a luz nuestras prioridades cambian, debiendo adaptarnos a nuevas responsabilidades como mamás, sin embargo, eso no significa que debas olvidar para siempre los cuidados que solías tener para contigo misma.

Si bien la lista de acciones a favor de tu rol como mujer podría ser más larga, esta vez resumimos a 7 las acciones que te ayudarán a mantener el equilibrio en ambas facetas:

 

1. Cuidar tu físico

 

Luego de los nueve meses de embarazo es muy normal que quieras recuperar tu figura, al hacerlo te sentirás más saludable y mejor físicamente. Si así lo deseas, será bueno que inicies un plan para bajar de peso que incluya ejercicios y alimentación saludable. Según una publicación de la plataforma Salud180, el 30% de los kilos ganados durante el embarazo se eliminan durante el parto y el 70% restante en los cuatro meses después de dar a luz mediante la lactancia materna, actividad física y dieta correcta.

Durante este tiempo es cuando los músculos del abdomen regresan a su estado original y se elimina el líquido retenido durante el periodo de gestación. En cuanto a lo que debes comer, se  recomienda alimentos ricos en fibra, de hojas verdes, frutas con cáscara, almendras, coco, palta y salmón.

Evita comidas procesadas porque son ricas en azúcar y harinas que contribuyen a desarrollar sobrepeso. Para complementar, podrías iniciar una rutina de yoga de 30 minutos por día.

 

2. Más feliz que nunca

 

Tu hijo te necesita feliz y realizada, por eso no olvides las razones por las cuales tu pareja se enamoró de ti. Llevar una vida en la que te sientas tranquila y satisfecha hará que tu desempeño como mamá sea beneficioso no solo para tu bebé sino para ti.

 

3. Tiempo para ti

 

Cuando viste por primera vez la carita de tu pequeño conociste el verdadero amor, entonces ¿por qué no decidir ser feliz? Si tienes inconvenientes o deseas despejarte unos minutos, pídele a tu pareja o a tu mamá que cuiden de tu pequeño por unos minutos, recuerda que absolutamente todas necesitamos salir un rato.

Es una manera de recobrar energías y regresar a tu bella tarea de ser madre. La felicidad está en las pequeñas cosas. ¡Descúbrelas!

 

4. Tienes mucho amor para dar

 

El sentimiento de maternidad es capaz de volverte más amorosa que antes, por eso, sácale provecho y así como engríes y adoras a tu pequeño, haz lo mismo con tu pareja. Sabemos que no hay tiempo para salidas románticas pero gestos como recibirlo con un abrazo y un beso mantendrán encendida la llama del amor entre ustedes.  

 

5. Piensa en equipo

 

Ya sabemos que las mujeres somos superpoderosas, pero no lleves la tarea sola. Pídele a tu familia que te eche una mano, mientras ellos lo hacen, tú podrás relajarte. Por ejemplo, en mi caso, mis hermanos estaban más que entusiasmados con la llegada de mi pequeño y cuando nació se ofrecían a cuidarlo, entonces, sabía que podía contar con ellos cuando fuera necesario.

 

6. Respeta tus pasatiempos

 

Los especialistas en psicología afirman que las personas que no respetan sus tiempos para hacer lo que les gusta comienzan a enojarse con más facilidad. No querrás ser considera gruñona, por eso, trata de buscar momentos en que puedas ver tu serie favorita o salir a comer ese helado que tanto te gusta. 

 

7. Organízate

Cuando eres madre primeriza puede que caigas en el error de dedicar tus energías al bebé. Sin embargo, ten en cuenta que pones en riesgo tu salud mental, la relación contigo misma y de pareja. Tu vida como mamá implica un todo.

Sabemos que la maternidad es una de las mejores experiencias que una mujer puede vivir, pero seamos ejemplo de que podemos ser igual de buenas en otras facetas, recuerda que siempre seremos el referente de nuestros pequeños. 

 

Fuente: serpadres.com